Biografía de Jorge Luis Borges (1899-1986)

Un escritor argentino

Jorge Luís Borges fue un escritor argentino especializado en cuentos, poemas y ensayos. Aunque nunca escribió una novela, es considerado uno de los escritores más importantes de su generación, no sólo en su Argentina natal sino en todo el mundo. A menudo imitado pero nunca duplicado, su estilo innovador y sus impresionantes conceptos lo convirtieron en un «escritor de escritores», una inspiración favorita de los narradores de historias de todo el mundo.

Los comienzos de la vida

Jorge Francisco Isidoro Luís Borges nació en Buenos Aires el 24 de agosto de 1899, de padres de clase media de una familia de distinguidos antecedentes militares. Su abuela paterna era inglesa, y el joven Jorge dominó el inglés a una edad temprana. Vivían en el barrio de Palermo de Buenos Aires, que en ese momento era un poco rudo. La familia se mudó a Ginebra, Suiza, en 1914 y permaneció allí durante la Primera Guerra Mundial. Jorge se graduó de la escuela secundaria en 1918 y aprendió alemán y francés mientras estaba en Europa.

Ultra y Ultraísmo

La familia viajó por España después de la guerra, visitando varias ciudades antes de volver a Buenos Aires en Argentina. Durante su estancia en Europa, Borges estuvo expuesto a varios escritores y movimientos literarios innovadores. Durante su estancia en Madrid, Borges participó en la fundación del «Ultraísmo», un movimiento literario que buscaba un nuevo tipo de poesía, libre de formas e imaginería sensiblera. Junto con un puñado de otros jóvenes escritores, publicó la revista literaria «Ultra». Borges regresó a Buenos Aires en 1921 y trajo consigo sus ideas vanguardistas.

Trabajo temprano en Argentina:

De vuelta en Buenos Aires, Borges no perdió tiempo en establecer nuevas revistas literarias. Ayudó a fundar la revista «Proa», y publicó varios poemas con la revista Martín Fierro, que lleva el nombre del famoso poema épico argentino. En 1923 publicó su primer libro de poemas, «Fervor de Buenos Aires». Le siguieron otros volúmenes, incluyendo Luna de Enfrente en 1925 y el premiado Cuaderno de San Martín en 1929. Borges crecería más tarde para despreciar sus primeras obras, esencialmente rechazándolas por ser demasiado pesadas para el color local. Incluso llegó a comprar copias de viejos diarios y libros para quemarlos.

Cuentos cortos de Jorge Luis Borges:

En los años 30 y 40, Borges comenzó a escribir ficción corta, el género que lo haría famoso. En los años 30, publicó varios cuentos en las distintas revistas literarias de Buenos Aires. En 1941 publicó su primera colección de cuentos, «El jardín de los caminos que se bifurcan», a la que siguió, poco después, «Los artificios». Los dos se combinaron en «Ficciones» en 1944. En 1949 publicó El Aleph, su segunda gran colección de cuentos. Estas dos colecciones representan la obra más importante de Borges, conteniendo varios cuentos deslumbrantes que llevaron a la literatura latinoamericana en una nueva dirección.

Bajo el régimen de Perón:

A pesar de ser un radical literario, Borges fue un poco conservador en su vida privada y política, y sufrió bajo la dictadura liberal de Juan Perón, aunque no fue encarcelado como algunos disidentes de alto perfil. Su reputación crecía, y en 1950 era muy solicitado como conferenciante. Era particularmente solicitado como conferenciante sobre literatura inglesa y americana. El régimen de Perón lo vigilaba, enviando a un informante de la policía a muchas de sus conferencias. Su familia también fue acosada. Con todo, se las arregló para mantener un perfil lo suficientemente bajo durante los años de Perón para evitar cualquier problema con el gobierno.

Fama internacional:

En la década de 1960, los lectores de todo el mundo habían descubierto a Borges, cuyas obras fueron traducidas a varios idiomas. En 1961 fue invitado a los Estados Unidos y pasó varios meses dando conferencias en diferentes lugares. Regresó a Europa en 1963 y vio a algunos viejos amigos de la infancia. En Argentina, se le concedió el trabajo de sus sueños: director de la Biblioteca Nacional. Desafortunadamente, su vista estaba fallando, y tuvo que hacer que otros le leyeran libros en voz alta. Continuó escribiendo y publicando poemas, cuentos y ensayos. También colaboró en proyectos con su amigo íntimo, el escritor Adolfo Bioy Casares.

Jorge Luis Borges en los años 70 y 80:

Borges continuó publicando libros hasta bien entrados los años 70. Dejó la dirección de la Biblioteca Nacional cuando Perón volvió al poder en 1973. Inicialmente apoyó a la junta militar que tomó el poder en 1976, pero pronto se desilusionó con ellos y en 1980 se pronunció abiertamente contra las desapariciones. Su estatura y fama internacional aseguraban que no sería un objetivo como tantos de sus compatriotas. Algunos pensaron que no hizo lo suficiente con su influencia para detener las atrocidades de la Guerra Sucia. En 1985 se trasladó a Ginebra (Suiza), donde murió en 1986.

Vida personal:

En 1967 Borges se casó con Elsa Astete Millán, una vieja amiga, pero no duró. Pasó la mayor parte de su vida adulta viviendo con su madre, que murió en 1975 a la edad de 99. En 1986 se casó con su antigua ayudante María Kodama. Ella tenía unos 40 años y había obtenido un doctorado en literatura, y los dos habían viajado juntos extensamente en años anteriores. El matrimonio duró sólo un par de meses antes de que Borges falleciera. Él no tenía hijos.

Su literatura:

Borges escribió volúmenes de cuentos, ensayos y poemas, aunque son los cuentos cortos los que le dieron más fama internacional. Se le considera un escritor innovador, que allanó el camino para el innovador «boom» literario latinoamericano de mediados y finales del siglo XX. Grandes figuras de la literatura como Carlos Fuentes y Julio Cortázar admiten que Borges fue una gran fuente de inspiración para ellos. También fue una gran fuente de citas interesantes. Los que no están familiarizados con las obras de Borges pueden encontrarlas un poco difíciles al principio, ya que su lenguaje tiende a ser denso.

Una de las historias

Sus historias son fáciles de encontrar en inglés, ya sea en libros o en Internet. Aquí hay una breve lista de lectura de algunas de sus historias más accesibles:»La Muerte y la Brújula:» Un brillante detective combina el ingenio con un astuto criminal en una de las historias de detectives más queridas de Argentina. «El milagro secreto»: Un dramaturgo judío condenado a muerte por los nazis pide y recibe un milagro… ¿o no? «El hombre muerto» Los gauchos argentinos le hacen su particular justicia a uno de los suyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *